UNA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA

Artesanos de los buenos momentos, optimizadores del tiempo. Sin la necesidad de evadirnos días correlativos para describir con formato de monólogo cómico nuestra experiencia. Un solo día nos falta y nos sobra para concentrar las anécdotas y explicarlas con un coro de carcajadas. Con esta predisposición nuestro devenir será algo más saludable.
La subida al Mont Ventoux, ¿qué tal fue?
Bien, pero déjame que te cuente la conversación telefónica de Carlos con su padre, un afilador irónico de 83 años.
Detalles que nos hacen un poco mejores. Lecciones gratuitas de una vida. Gracias.
Por cierto, el Mont Ventoux como siempre. Les yeux dans le vague, le vent au sommet, la pluie sur la descente. Une belle journée!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>